LEAN MANUFACTURING & DESPERDICIOS

Se oyen aplausos por todos lados, pero mucho más entusiasmados en las primeras filas. La Universidad de Alcalá ha organizado unas jornadas de la mano de NEOVIA y han acudido varios cargos de la industria logística.

El primer exponente es Miguel Ángel Mazarías Castro, vicepresidente de División en la multinacional Neovia, quien después de su presentación procede a la explicación de la cultura LEAN. Cultura desconocida para los novatos pero ya para siempre inolvidable. Miguel Angel utilizará un símil para la explicación. Un símil que ayudará a los menos entendidos a comprender qué significa la organización Lean frente a otras estructuras organizacionales.

La cultura LEAN es definida por él como el camino a la excelencia operativa en la cadena de suministro. A grandes rasgos su funcionamiento podría definirse en una sola frase.

  • Reducción o extinción del desperdicio. (¿Y qué es considerado como desperdicio? Todo aquello que consume energía.)

En la estructura organizacional tradicional podemos encontrar pequeños detalles que, a menudo, pasamos por alto. Esto podríamos asemejarlo a lo que ocurre en el bolso de una mujer.

Una mujer pasa de media entorno a tres semanas de su vida buscando en el bolso. Dentro de éste encontramos defectos (muchas cosas que acaban rompiéndose: gafas de sol, pinturas, llaves, dinero suelto…) Digamos que a menudo se transporta más inventario del necesario, por lo cual hay un exceso de producción así como de movimiento. El tiempo de espera aumenta a medida que hay más cosas que “revolver” dentro de él. En este caso el tiempo de espera es el que ocurre hasta que encontramos lo que queríamos; tiempo de espera para nosotras y para nuestros acompañantes.

¿Cuál sería la solución siguiendo el modelo tradicional?

¡LUZ EN EL BOLSO!

Lo cual acabaría siendo un inconveniente en sí, ya que aunque podríamos ver todo lo que tenemos, esto supondría un incremento en el inventario. Más cosas en el bolso. Más desperdicio.

¿Solución según modelo LEAN?

¡CAMBIAR EL SISTEMA!

Los líderes han de tener voluntad para cambiar el sistema y estructura a la vez que los problemas tienen que hacerse visibles en el entorno. Según la estructura LEAN, los empleados han de estar capacitados para resolver problemas sin que estos sean vistos como excepciones inoportunas en la cadena de suministro. No hay que buscar un culpable ( ver caso Ébola ).

Podríamos considerar que el fallo estructural reside la mayoría de las veces en el desconocimiento o en la ignorancia para eludir la responsabilidad. Algunos ejemplos se muestran en la siguiente imagen:

Mientras que la cultura LEAN es una cultura que mejora el aprendizaje, favoreciendo a las personas por encima de las estructuras organizativas, haciendo que éstas sean capaces de identificar y solver el problema sin buscar culpables, haciéndolos visibles sin dejarlos a un lado. 

Los sistemas tradicionales de negocio a principios del siglo XX requirieron estabilidad, caso contrario a la naturaleza imprevisible de los mercados de hoy. Anteriormente, se podía hacer y vender productos con una cierta clase de planeamiento estratégico. En el mercado volátil de hoy, se debe detectar qué es lo que los clientes quieren y responder a sus necesidades rápidamente. Debemos trabajar por objetivos:

Ejemplo por objetivos de la empresa NEOVIA
Ejemplo por objetivos de la empresa NEOVIA

Para terminar con el post, debo hacer hincapié en la historia de Toyota como pionera en este modo de actuar eliminando el desperdicio dentro de la cadena de producción. Un ejemplo de superación desde el inicio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s